Testimonios

[vc_row][vc_column][testimonials][testimonial name=”Carlos Cespedes” title=”Yeny – Perú”]Buenas noches hermanos somos de Perú hace ocho meses conocimos al Ministerio Internacional Restaurando Familias por medio de mi hermana, le escribí a la pastora Iris por una infidelidad que cometió mi esposo. ella se comunicó con nosotros y nos contactó con nuestros mentores Paola y Enrique, porque nosotros queríamos restaurar nuestro matrimonio, gracias a ellos aprendimos mucho de la palabra de Dios a realizar el proceso del perdón, a respetarnos estar más unidos como familia, realizando los devocionales diarios con nuestros hijos.
Ahora estamos más unidos pasamos tiempos  como familia dialogamos, oramos juntos a pesar de las dificultades que hemos vivido.
podemos decir que hemos visto la mano de Dios  obrando en nuestro  matrimonio.
Por eso no nos casemos de orar de pedir y clamar a Dios él nos sorprenderá de manera increíble.
Carlos & yeny[/testimonial][testimonial image=”506″ name=”Vallerie Long” title=”Colombia”]Mi nombre es Vallerie Long y tengo 18 años; desde que nací mi papá estuvo ausente y por lo tanto nunca lo conocí, crecí con mi mami y mi padrastro que fue mi única figura paterna a lo largo de mi infancia; para mi siempre mi papá fue un fantasma y creía que no tenía ningún tipo de sentimientos en contra de él, pero fui creciendo y viví dos abusos que marcaron mi vida, el primero fue a mis 4 años y el segundo cuando tenía 16, estos acontecimientos más la falta de identidad que tenía como mujer y como hija causaron en mí un odio, miedo y repudio hacía los hombres que llegaban a mi vida; yo obviaba todos estos sentimientos y hacía como si nada; había hecho un pacto interno conmigo misma en que nadie me iba a volver a hacer daño y me mostraba lo más fuerte e indiferente que podía.

Todo esto trajo confusión en mi identidad sexual , y comencé a dudar de todos los valores que me habían enseñado en mi casa y en la iglesia; está fue una situación muy difícil para mi familia y también para mi; fui a psicólogos debido a estos temas pero no me sentía bien ;a pesar de eso comencé a trabajar en mi identidad como mujer ; tengo que aclarar que a pesar de que soy cristiana desde mis 3 años nunca tuve una relación con Dios, ya que a Él lo culpaba de todo lo que me había pasado y también a mi papá por no haberme defendido nunca ó de no haber estado conmigo; tenía también rabia con mi padrastro ya que él ha sido la única figura de autoridad paterna que he tenido, yo guardé durante muchos años rencor y amargura en mi corazón y pensaba en seguir viviendo como si nada hubiese pasado pero cada vez me sentía mas insensible e indiferente hasta que decidí comenzar a trabajar en mi sanidad acompañada de una mentora de Restaurando Familias (Iris Quiroga) que nunca me juzgo y siempre me confronto y ayudó a que yo avanzara en este proceso; el día que yo tome la decisión de hacer un proceso de perdón REAL con esas personas que me habían hecho tanto daño (en especial mi papá) sentí como un peso salía de mis hombros, recuerdo que ese mismo día llamé a mi papá y le dije que le pedía perdón por toda esa rabia y odio que había guardado en mi corazón en contra de él y le dije que también lo perdonaba por todo.

Ese día me sentí completamente libre y comencé a trabajar en ver a Dios como mi papá, en perdonarlo y dejar que Él llenara todos esos vacíos que habían en mi vida; también sentí como el restauró muchas cosas que yo daba por perdidas y a ver como Dios me había acompañado en cada etapa de mi vida; es increíble sentir el amor de Dios y saber que a pesar de los errores que cometemos , Él nos da nuevos sueños y oportunidades para seguir agarrados de su mano.

Tengo claro de que esto no es de la noche a la mañana, es un proceso que voy a tener que repetir muchas veces en mi vida, pero estoy segura que cada pequeño paso que doy acompañada de Dios es un paso más cerca a una sanidad total.[/testimonial][testimonial image=”521″ name=”Fanny Meneses Duque” title=”Italia”]El Ministerio Internacional Restaurando Familias,  Me ha ayudado en los procesos de perdón primero con Dios y las cosas q tenia que perdonarle por las cuales tuve que pasar, porque lo había culpado a Él, a  perdonar al papá de mis hijos y trabajar en la restauración de la  relación con mis hijos y él como papá,  y perdonar a mis papás y familia. Los grupos de mujeres, han sido una bendición para mi vida, me han ayudado a subir el ánimo, ya no me siento enferma me, estoy sintiendo emocionalmente muy tranquila y en paz;  mi salud ha mejorado muchísimo. Hacer esos procesos de perdón, me han ayudado muchísimo económicamente, Dios me ha bendecido mucho más, tengo libertad financiera!!! Agradezco infinitamente a la pastora Iris y este hermoso ministerio![/testimonial][testimonial name=”Yeni Olivares – Perú”]Soy Yeni de Perú hoy quiero compartir un gran milagro que Dios hizo en mi vida.
Desde años atrás tengo problemas en el útero encontraron que tenía un útero mioma toso hiperplasia de endometrio, el día lunes acudí a mi consulta que me realizó cada 6 meses, la doctora me dijo que ella veía algo malo y que el día de hoy me tenían que realizar otro estudio con una especialista, pero él fue resultado que mi útero está completamente limpio y sano gracias a Dios ,el obró en mi de una manera increíble le agradezco mucho a Paola Mentora  del Ministerio Internacional ya que ella me apoyo mucho con sus oraciones y siempre levantándome el ánimo.

Les quería compartir ese milagro tan grande que Dios hizo por mí, para que si alguna de ustedes está pasando por una situación similar nunca dejen de orar y confiar en Dios él es grande y poderoso y actúa de una forma increíble.[/testimonial][testimonial name=”Marcela Villafaner – Argentina”]Hace cerca de dos meses atrás me encontraba desesperada y busque ayuda en la página y el Señor puso a Lucy Mentora del Ministerio Internacional. Le abrí mi corazón a la hermana y juntas oramos. Mi vida y familia estaban dadas vueltas, estaba cansada y aturdida y aunque conozco al Señor desde niña lo sentía lejos y distante

El espíritu Santo comenzó a trabajar en mi corazón y a llenarme y lo sorprendente fue que cada  día todo se iba acomodando de a poquito, mi corazón lastimado por heridas viejas, la relación con mi esposo, con mis dos hijos pequeños (6 y 2 años)  y con mi mamá día a día el Señor trabajaba e iba haciendo la obra… lo hizo muy rápido!!! Nuestras oraciones junto a Lucy fueron  contestadas día a día, quedábamos sorprendidas por el gran amor y misericordia de nuestro padre Dios. Hoy puedo decir, el Señor restauró mi vida y familia. Toda la gloria a mi Dios![/testimonial][testimonial name=”Adriana Guzmán – Colombia”]Soy Adriana Guzmán llegue al grupo por mi amiga Johanita Rubiano y quiero compartirles una parte de mi vida y el milagro que Dios está haciendo en ella, me diagnosticaron cáncer de tiroides tenía que operarme urgente el médico me dijo que  tenía esto hace varios años y que el tumor más grande estaba ubicado al lado izquierdo entre las cuerdas bucales y que lo más probable es que me quedara sin voz o que la  voz me cambiara ya que tenía que raspar o cortar para sacarlo, pero ese no era el único tenía 7 más ubicados en diferentes lados, por lo cual era un procedimiento grande el cual tenía que hacer un corte grande de lado a lado en la parte inferior del cuello; Entre el diagnóstico y la cirugía paso aproximadamente un mes, la atención fue muy rápida y buena

Agradezco mucho a Dios al Doctor a Johanita, Lucy, mi familia y amigos por toda la oraciones  ya que el procedimiento salió muy bien mi voz quedo perfecta, en estos momentos estoy mucho mejor este es un proceso largo pero sé que con la ayuda de Dios todo va salir muy bien. Quiero compartirles esta palabra Romanos 8: 28, que todo lo que el señor envía nos sirva para algo o tenga un propósito, solo hay que confiar e ir de la mano con él.

El Ministerio Internacional Restaurando Familias ha sido una bendición en mi vida en todos los aspectos; he podido trabajar en el perdón con mi papá y con todas esas personas que me han hecho daño , he podido reconstruir mi identidad como mujer y he podido perdonar a Dios y verlo a Él como mi papá y poder llenar todos mis faltantes con Él; también he podido sanar mi corazón de verdad y quitar toda raíz de rencor y amargura que había en mi corazón, Gracias a mi mentora (Iris Quiroga) he podido ver a un Dios real que está dispuesto a todo por mí y que tiene lo mejor para mí, he podido volver a soñar y a pensar en un futuro de la mano de Dios; además de esto, el grupo de mujeres ha sido un espacio maravilloso donde podemos aprender nuevas cosas y conocer testimonios de mujeres que han decidido cambiar su vida acompañadas de Dios y de las mentoras del ministerio.[/testimonial][testimonial name=”Gabriela Gutierrez – Colombia”]Soy Gabriela Gutierrez, tengo 21 años; crecí con un papá ausente nunca viví con él, lo veía esporádicamente, nunca fue un papa proveedor ni estuvo para afirmar mi identidad, crecí en medio de inseguridades, baja autoestima, sufrí de Bullying en el colegio y siempre con un sentimiento de rechazo y abandono en mi corazón sin ser consciente de la raíz, con el paso del tiempo intente llenar esos vacíos en mi corazón con hombres y relaciones toxicas en las que la dependencia reinaba por encima del amor, esa necesidad de sentir un poco de amor y aceptación me hizo llegar a dañar mi corazón y el de otras personas.

Hace 3 años en medio de una de estas situaciones, nace en mí el deseo de volver a buscar a mi papá y esto solo me llevo a una decepción puesto que una vez más sentí su rechazo y distancia, fue en medio de este proceso donde conocí de Dios, entre en un proceso que se ha extendido hasta la fecha, tiempo en el que fui equipada y fortalecida en el amor de Dios para poder llegar a perdonar de una manera genuina y honesta.

Llego al hermoso ministerio en Junio y  por medio de la Iris Quiroga Dios empieza a sanar mi corazón, mi vida, mi propósito y lo más importante mi relación con Él, con papá Dios, pues inconscientemente estaba viendo a Dios como mi papá terrenal, como un Dios lejano de rechazo, de apatía, que llevaba la lista de mis errores y al cuál no le interesaba mi vida además de descubrir que mi papá había deseado abortarme y además que él era lo que más odiaba de mí, pero después de ministrar mi corazón me llevo a estar convencida de que Dios es todo lo contrario.

Es nuestro padre, quien nos deseó, nos planeó y nos recibió cuando nacimos, en medio de estas ministraciones Dios revela como un cordón umbilical por la falta de perdón y los pecados, me tenían unida a mi padre con inmundicia y que tan solo Jesús por medio de su perdón podía cortar, pues todo esto en mi estaba trayendo estancamiento y una imagen distorsionada de Dios, pero para el no hay nada imposible y por medio de estas ministraciones y del ministerio sana mi corazón.

Me revela su amor y me lleva a perdonar a mi papa de una manera honesta y no solo esto si no también pedirle perdón pues nunca lo honre como padre, ha sido un proceso en que paso a paso Dios nos ha llevado a restituir nuestra relación de una forma que jamás creí posible, pero justo ese es el Dios en quien creemos, el Dios de lo imposible. No les puedo negar que es una decisión diaria de vivir perdonando y amando, y ha sido un proceso de poco a poco ir recuperando mi relación con Dios y por fin poder verlo como el padre que nos amó con amor eterno.[/testimonial][testimonial name=”Ingrid Vásquez – Chile”]Quiero compartir con Uds. que el Señor ha hecho muchos milagros en mi vida y ahora una vez más lo ha hecho, ha restaurado mi matrimonio y mi relación con mis hijos, sin él y la ayuda de este ministerio que el señor puso en mi camino no lo hubiera podido lograr,

Ustedes  han sido una parte muy importante en este proceso de perdón, restauración y reencuentro con el Señor, para EL nada es imposible su amor y misericordia son inagotables,

Para EL SEÑOR toda la honra y gloria y a Uds. mis más sincero agradecimiento, que el Señor siga bendiciendo este ministerio y la vida de cada una de las personas que lo componen[/testimonial][testimonial]Estaba con problemas en mi hogar, pasando por dificultades,  no quería nada, del desespero salí de mi casa… busque ayuda, recibí concejo, encontré apoyo, oración, regrese a mi casa…. entendí el propósito que tengo como mama, esposa, de interceder por ellos y ganarlos para el señor con mi testimonio. Tome medidas y cambios en oración, y seguir adelante… invito a las mujeres que están pasando por tiempos difíciles que se conecten al ministerio encontrar hermandad, ayuda, que nos levantan unos dan la mano incondicionalmente.

Agradecida con Dios, con el ministerio, veo resultados en mi vida, en mis hijos, esposo… y le doy la gloria y honra a dios.

Johana Campuzano – Colombia[/testimonial][testimonial]Vengo de una familia disfuncional, con ataduras generacionales muy fuertes en drogas, alcohol, prostitución, depravaciones sexuales, y todo tipo de maltrato. Mi pensamiento recurrente era que si Dios existía porque tenía que pasar por tanto dolor, acompañado de sentimientos de amargura y pensamientos suicidas. Me fui de mi casa a los 15 años, a medida que pasaba el tiempo mi corazón se iba endureciendo más y más con la idea que no iba a dejar que nadie me volviera hacer daño.

Conocí del Señor iba a la Iglesia los domingos por 10 años; leía la biblia pero veía que espiritualmente no avanzaba, y escribí en este Ministerio Internacional Restaurando Familias; Inicie todo mi proceso de Sanidad y junto con todo el Equipo de Mentores, con cada tema en los grupos de Conexión, fui siendo libre y con la Revelación del Espíritu Santo me ayudaron a ser libres de toda Esclavitud del pecado, de las iniquidades por maldiciones familiares, he aprendido a perdonar, he sido libre del Temor.

Lo más importante he restaurado mi relación con Dios, he aprendido a comprender y amar a las personas con el amor de Dios, he aprendido que tengo una nueva identidad en Cristo y cuál es mi propósito en el mundo….

Hoy soy Mentora de Mujeres…. Y con mi testimonio Dios está libertando a más Mujeres, que lo doloroso del pasado Dios lo ha transformado en bendición,  y hoy es “la marca de mi Llamado”.

Joice Bobadilla – Colombia (Mentora de Mujeres[/testimonial][testimonial]Estaba pasando una crisis matrimonial, al punto de la separación, estaba muy  alejada de Dios, al Llegar al Ministerio empecé a Restaurar mi relación con Dios, hacer mi Devocional, a Orar, a leer la biblia, Mi Mentora me ha ayudado Muchos a Sanar y ser libre… empecé a ser confrontada y a tomar conciencia que tenía que cambiar.

El Proceso de Perdón fui lo que trajo libertad a mi vida,  he aprendido que Dios es el único que nos puede cambiar, transformar, fortalecer, se ha revelado como mi Padre, que sus planes y propósitos son mejores que los míos.

Hoy reconozco que si no hubiese pasado por este problema matrimonial no habría conocido a un Dios que es Amor, que restaura, perdona y liberta.

El Grupo de Conexión de Mujeres me ha ayudado mucho, con cada tema, soy confrontada, retada a cambiar, me ha fortalecido como persona, como Mujer.

Doy gracias a Dios por este Ministerio de Restauración familiar, por el Grupo de Conexión de Parejas. Porque pude restaurar mi Matrimonio, he aprendido que un matrimonio somos dos trabajando diariamente para restaurarlo, que somos dos amándonos sin escondidos, siendo honestos, que cada día es una oportunidad para conquistarnos… y sacar adelante nuestros hijos con Dios.

Conocer a Dios es lo mejor que me ha podido pasar en mi vida, y le doy la gloria por su amor, por bendecir mi matrimonio.

Te invito para que seas parte de esta gran familia, Ministerio Internacional Restaurando y fortaleciendo Familias, donde te apoyan incondicionalmente, donde encontraras una guía, y un concejo oportuno, te ayudan a Sanar y te entrenaran  para servir al Señor.

Soy un Testimonio como Dios puede obrar poderosamente.

Adriana Escobar – Colombia[/testimonial][/testimonials][/vc_column][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Publicaciones Similares