¿Cómo perdonar a alguien?

¿Cómo perdonar a alguien?

¿Cómo perdonar a alguien?

¿Cómo lograr el perdón?

INTRODUCCIÓN

El perdón es una decisión voluntaria y consciente, a alguien que nos ha ofendido, y como resultado nos libera de sentimientos negativos, como el rencor, resentimiento, enojo, dolor, deseos de venganza y amargura. En este blog te daremos una guía de cómo perdonar a alguien aunque sabemos que a veces no es fácil, pero con la ayuda de Dios lo puedes lograr.

Al escribir este Blog me siento con la autoridad espiritual porque debo confesarles que si hay un pecado difícil de perdonar dentro del matrimonio es una infidelidad y yo recibí de parte de mi esposa ese perdón genuino cuando iniciamos nuestro caminar con el Señor, hoy Dios usa ese pasado para hablarle a las personas que podemos darnos una segunda oportunidad de ser felices y de comenzar una vida nueva tomados de la mano de Dios.

El Perdón es el Antiséptico Espiritual, en Arameo Perdón Significa literalmente “Desatar”

La Base de nuestra Sanidad y libertad es el Perdón, perdonar no significa Olvidar o justificar el daño que nos hicieron, sino aceptar lo que pasó sin que duela,es dejar ir, no guardar rencor, o tener deseos de venganza, es Librar a una persona de un castigo o una obligación.

Perdonar a otros no es fácil. No es natural, nuestra respuesta natural es querer tomar venganza, odiar, sentir rencor, rabia. Pero Jesús perdonó a sus enemigos que lo crucificaron  antes de morir oró; ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen’ (Lucas 23:34). Jesús es nuestro ejemplo de Perdón, como Cristianos Él vive en nuestro corazón y somos conscientes que el nos perdonó y dio su vida para liberarnos y sanarnos… Con su Perdón lo vamos a lograr.

Usemos ese mismo Perdón que Él  nos dio para poder perdonar a otros…amar a nuestros enemigos como Jesús nos ordenó que lo hiciéramos. Perdonar es olvidar una deuda o falta

Mateo 6:12

” Y perdona nuestros pecados como nosotros también perdonamos a los que nos han hecho mal. “

¿Quién gana ventaja cuando no perdono?

2 Corintios 2: 10-11

” 10 A quien ustedes perdonen, yo también lo perdono. De hecho, si había algo que perdonar, lo he perdonado por consideración a ustedes en presencia de Cristo, 11 para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas.”

El Enemigo trae amargura, odio, resentimiento, dolor, exageración, obsesión, llanto, tristeza, soledad, aislamiento, y alimenta nuestro corazón con todo esto… haciendo que se nos endurezca el corazón.

La Amargura que viene por no perdonar, crea una herida  en nuestro corazón y contamina a la demás personas.

Hebreos 12:15

” Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos. “

La Amargura que genera el no Perdonar, es comparada con una planta de raíz amarga que hace daño y envenena a la gente. Estamos a veces tan heridos que solo queremos contarle a las personas lo mal que se portó el que nos ofendió, y contamos con detalles todo sus malos tratos, y queremos que los demás sientan ese resentimiento en contra de esa persona,  queremos que también lo odien. De esta manera transmitimos amargura y contaminamos el corazón de los demás.

¿Qué sucede cuando no perdono?

Mateo 18: 32-35

” Entonces el señor mandó llamar al siervo. “¡Siervo malvado! —le increpó—. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste. 33 ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, así como yo me compadecí de ti?” 34 Y, enojado, su señor lo entregó a los carceleros para que lo torturaran hasta que pagara todo lo que debía. 35 »Así también mi Padre celestial los tratará a ustedes, a menos que cada uno perdone de corazón a su hermano».”

Cuando no Perdonamos, somos torturados por el enemigo trayendo, enfermedades (dolores en el cuerpo, insomnio, vivimos en disgusto, sufrimiento, depresión, Sin perdón no hay paz mental, ni emocional.

Perdonar no es fácil, pero Jesús nos capacita y da de su Perdón, del mismo que El nos dio con ese mismo Perdón vamos a Perdonar…para que seamos libres y dejemos libres a los demás.

Pero con la ayuda de Dios el perdón se convertirá en una disciplina Cristiana como el Orar, leer la palabra, adorar, llevará a vivir en paz, la paz con nosotros mismos, con los demás y con Dios.

Mi esposa tuvo una infancia muy dificil, su Madre la abandonó y paso muchas dificultades donde creció con personas que le hicieron daño, al pasar los años ella se encuantra con su Mamá y al comienzo no fue facil porque habia odio y dolor en su corazón, y eso la estaba carcomiendo por dentro, pero Jesús le enseño que debería perdonarla y a las personas que le hicieron daño y así lo hizo, hoy ama a su Mamá y puede abrazarla y apoyarla, igual que a las personas que la criaron, eso la libero de enfermarse y de vivir amargada y odiando.

¿Cómo puedo Perdonar?

  • Invite a Jesús en su Oración para que sea Él, quien le dé  su Perdón por esa persona o esas personas que va a perdonar, invite al Espíritu Santo para que revele que hay de verdad en su corazón en contra de esa persona Engañoso es el corazón, y pensamos que no hay nada en contra, pero él no muestra la condición de nuestro corazón.
  • Imagínese ahí a la persona (que le ofendió) y delante del Señor exprese todo lo que le ha dolido, como se está sintiendo por su falla, o falta, traición, abandono… exprese y saque todo eso que tiene ahí en su corazón que le está doliendo.
  • Saque todos esos sentimientos como  si fuera basura, y entrégale al Señor todo esa rabia, odio, amargura, resentimiento, deseos de venganza, todo anti perdón, anti amor, dureza de corazón, hipocresía, falsedad, indiferencia, apatía, tristeza, desilusión.
  • Vacié su corazón, entrégale toda expectativa que tenía con esa persona, que usted creía que le iba ser fiel, leal, que siempre le iba a amar, apoyar, cuidar, defender…
  • Reciba por fe del Perdón de Jesús para esa persona, que el mismo Perdón que usted había recibido para el perdón de sus pecados, sea el mismo que le va a entregar a la persona… imagínese dándole un regalo, un abrazo, un Te Perdono…
  • Libere a la persona de usted, desátela de toda palabra de maldición que usted había puesto sobre ella (que ha dicho o pensado de esa persona …que es mentirosa, infiel, etc.,), déjela libre en el nombre de Jesús,
  • y libérese usted de ella, libere su vida, de todo lo que le transmitió dolor, rechazo, frustración, desconfianza, desamor, frialdad, mentira, etc… y declarese libre en el nombre de Jesús.

Bendice a esa persona que te hizo daño

A partir de ahora haga el firme propósito de bendecir a esa persona, bendiga su vida, su trabajo, sus relaciones, sus emprendimientos…

Ore creyendo que Jesús está mediando entres ustedes de dos en amor, perdón y aceptación. A veces es necesario repetir estos pasos cuantas veces sea necesario hasta que sintamos que dejamos libre la persona y nosotros somos libres.

Pedro preguntaba al Señor cuantas veces tengo que Perdonar y el Señor le respondió 70 veces 7… la misma falta… Mateo 18:22, Necesitamos pedir perdón tanto como perdonar. Pedir perdón a las personas a las que hemos hecho mal a veces es aún más difícil que perdonar a los que nos hicieron mal.

El más grande de todos los ejemplos es el perdón de Dios por nosotros, al entregar a su único hijo nuestro Señor Jesucristo como sacrificio por nuestros pecados, el único requisito es que las personas pecadoras confiesen su pecado y se arrepientan y se aparten de él, también debemos estar dispuestos a perdonar a quienes nos han hecho daño.

Creen que perdonar es olvidar? Pero no es así, es como una cicatriz pero ya no duele, muchas veces no vamos a olvidar ese pasado pero si vamos a ser libres de ese sentimiento negativo.

Cuando recuerdo lo sucedido y ya no me duele es que ya perdone.

Job 11:16-17

” Olvidarás tu sufrimiento; será como agua que corre. 17 Tu vida será más radiante que el mediodía; y aun la oscuridad brillará como la mañana. “

Según estudios científicos la mente y el corazón están muy ligados, los sentimientos negativos afectan nuestro cuerpo, esas emociones generan hormonas que activan enfermedades, es decir somatizamos esos sentimientos dolorosos en nuestro cuerpo, como la hipertensión, cáncer, problemas cardiovasculares, alergias, infecciones, artritis, todo el sistema inmunológico es afectado, es por eso que se bajan las defensas por la tristeza.

Dice la investigación que la preocupación, ansiedad, causan colon irritable.

  • El perdón es un acto de voluntad

Es una decisión, de entregarle el daño que nos hicieron.

Muchos conservan su enojo como un medio de protección de un maltrato mayor pero lo que hacen es herirse así mismos….venganza….yo pagaré dice el Señor.

Romanos 12:19

” Queridos amigos, nunca tomen venganza. Dejen que se encargue la justa ira de Dios. Pues dicen las Escrituras: Yo tomaré venganza;yo les pagaré lo que se merecen» dice el Señor. “

deje que Dios trate a la persona.

Si esperamos a sentir ganas no lo haremos, pero es que no sabe cuanto me hirió esa persona..perdona de corazón, no esperes que la otra persona te pida perdón.

  • Permitir que Dios revele la herida

Debemos permitir que Dios saque a la superficie la agonía mental, esos recuerdos dolorosos, y esos sentimientos, deja que el sane esas emociones dañadas, ojo con la religiosidad.. No me dolió y ya paso…

Sepultamos muy profundamente dentro de nosotros nuestras emociones.

  • Perdonar es entregar 

Al no perdonar estamos atados a la persona que nos hirió, seguimos ligados al que nos hirió, seguimos encadenados a ese pasado y atados a su amargura. Es soltar, Suéltalo. .libéralo…es perdonar la deuda de nuestro ofensor…liberar el odio que hay en tu corazón, perdonar te va a costar mucho, pero no perdonar te va a matar a destruir, se envenena con su propia víctima.

LIBERALO Y SERÁS LIBERADO

Los romanos eran expertos en tortura, cuando descubrían a un asesino una manera de castigarlo, era tomar el cadáver de la persona que había matado era unirlos con alambres hasta que la persona moría por el estado de descomposición.

Cuando perdonamos dejamos libre a la persona  y debemos confiar que Dios hará justicia, tendrá equidad y misericordia.

La mala noticia, no perdonamos para que la otra persona cambie, asumimos claramente que la otra persona  no va a cambiar y que tengo que seguir viviendo con sus ofensas.

Entender que solo por medio de Jesús podemos perdonar y no en nuestras fuerzas

Él es el que nos capacita, Jesús nos entiende, porque él lo vivió primero, porque sus mejores amigos huyeron, el discípulo más cercano lo negó, el otro lo vendió y lo traicionó, su pueblo por el que había venido lo llevó a la cruz…. Lo escupieron, abofetearon, se burlaron, se rifaron sus ropas y lo azotaron, le pusieron una corona de espinas y lo crucificaron,  y cuando estaba todo el odio de satanás sobre Jesús, él dijo perdónalos porque no saben lo que hacen.

A quién vamos a perdonar……haz una lista de las personas que te han herido. Qué es lo que más te cuesta perdonar, que te quitaron… a mí me quitaron todo…..a ti mismo, algunos luchan por perdonarse, porque desconocen, te sientes culpable, sientes vergüenza, te lamentas.

La cima de la vida espiritual es lo que Jesús dijo orar, amar y bendecir a tus amigos  y a los que te persiguen, pero si has perdonado a un enemigo, bienvenido a las ligas mayores de la espiritualidad esa es la cima, es el lugar alto, en la vida cristiana, perdonar a un enemigo.

¿Alguna vez te han tratado injustamente?

El resentimiento es un sentimiento de amargura a causa de una injusticia o un insulto, es una reacción a tener expuesto tus errores o debilidades.

Puede ser provocado por el trato injusto de otra persona y eso produce un daño en tu interior, cuando somos engañados, robados o se nos miente, o por no recibir un ascenso que nos merecíamos, también se produce cuando nos ofende una figura de autoridad.

Todos tenemos razones para guardar rencor, la gente nos hace daño, nos hiere, nos avergüenzan, ser acusados de una falta que somos inocentes, Incluso podemos culpar a Dios porque no siempre hace lo que pensamos que debería hacer, así que nos enojamos con el.

Cuando respondemos con un insulto que, de otro modo, sería inofensivo, podría mostrar una falta de madurez espiritual, esto puede destruir nuestra vida, porque el que guarda resentimiento es el que sufre, eso es como darnos un golpe fuerte y esperar que la otra persona sienta el dolor, el resentimiento no resuelto puede aflorar en nuestras vidas causando estragos internos y a los que nos rodean.

¿QUÉ PASA SI NO PERDONÓ?

Me llenó de amargura y la amargura es un sentimiento duradero de frustración,  resentimiento o tristeza profunda, odio, depresión, resentimiento. Es negarse a perdonar, es una enfermedad espiritual, es el cáncer que carcome la vida, por haber sufrido una desilusión o una injusticia.

El perdón es el antiséptico espiritual

2 Corintios 2:10-11

” Si ustedes perdonan a este hombre, yo también lo perdono. Cuando yo perdono lo que necesita ser perdonado, lo hago con la autoridad de Cristo en beneficio de ustedes, 11 para que Satanás no se aproveche de nosotros. Pues ya conocemos sus maquinaciones malignas. “

¿Cómo podemos curar la amargura? Tanto la ciencia médica como la Psicología y la Biblia coinciden que el único remedio es el perdón.

¿Quien saca provecho cuando no perdonó? Satanás

Mateo 5: 43-45

” Han oído la ley que dice: “Ama a tu prójimo” y odia a tu enemigo. 44 Pero yo digo: ¡ama a tus enemigos! Ora por los que te persiguen! 45 De esa manera, estarás actuando como verdadero hijo de tu Padre que está en el cielo. Pues él da la luz de su sol tanto a los malos como a los buenos y envía la lluvia sobre los justos y los injustos por igual.

Pero cómo voy a amar a esa persona que me robo? a la persona que me quito mi marido?

El texto nos invita a perdonar, amar, orar, y bendecir a los que nos han herido, no es fácil…..

Efesios 4:31 ” Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta. “

Es una raíz en nuestro corazón que trae como resultado como Emociones amargas, pensamientos amargos, palabras amargas.

EL ÚNICO REMEDIO PARA LA AMARGURA ES EL PERDÓN

Hebreos 12:15 ” Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos. “

Como consecuencia pierdo la gracia de Dios y envenenó a otros.

Mateo 18:21-35

Primera Parte

” Hay una conversación entre Pedro y Jesús, Señor cuántas veces deberé perdonar a mi hermano? Si me hace algo malo? Hasta 7? Jesús le contestó, no te digo que hasta 7 veces sino hasta 70 veces 7, “

Jesús llama a sus discípulos y les cuenta una parábola acerca de un Rey que representa a Dios y 2 sirvientes que nos representan a nosotros….. 23: Por lo tanto, el reino del cielo se puede comparar a un rey que decidió poner al día las cuentas con los siervos que le habían pedido prestado dinero. 

24 En el proceso, le trajeron a uno de sus deudores que le debía millones de monedas de plata.  25 No podía pagar, así que su amo ordenó que lo vendieran junto con su esposa, sus hijos y todo lo que poseía para pagar la deuda.

26»El hombre cayó de rodillas ante su amo y le suplicó: “Por favor, tenme paciencia y te lo pagaré todo”. 27 Entonces el amo sintió mucha lástima por él, y lo liberó y le perdonó la deuda.

28»Pero cuando el hombre salió de la presencia del rey, fue a buscar a un compañero, también siervo, que le debía unos pocos miles de monedas de plata. Lo tomó del cuello y le exigió que le pagara de inmediato.

Segunda Parte

29»El compañero cayó de rodillas ante él y le rogó que le diera un poco más de tiempo. “Ten paciencia conmigo, y yo te pagaré”, le suplicó. 30 Pero el acreedor no estaba dispuesto a esperar. Hizo arrestar al hombre y lo puso en prisión hasta que pagara toda la deuda.

31»Cuando algunos de los otros siervos vieron eso, se disgustaron mucho. Fueron ante el rey y le contaron todo lo que había sucedido. 32 Entonces el rey llamó al hombre al que había perdonado y le dijo: “¡Siervo malvado! Te perdoné esa tremenda deuda porque me lo rogaste. 33¿No deberías haber tenido compasión de tu compañero así como yo tuve compasión de ti?”. 34 Entonces el rey, enojado, envió al hombre a la prisión para que lo torturaran hasta que pagara toda la deuda.

35»Eso es lo que les hará mi Padre celestial a ustedes si se niegan a perdonar de corazón a sus hermanos.”

Que hace nuestro Padre Dios, nos perdona y tiene misericordia de nosotros, nos hace libres.

El Señor rompe el paradigma en la mente de Pedro,… quiero que perdones sin límites, no es negociable, no es opcional, no es una sugerencia,

Las personas heridas siempre hieren a otros, si no perdonamos en el futuro podemos hacerle daño a los que amamos.

El perdón es la llave de oro de la sanidad interior, es la base para toda sanidad y liberación.

1- Amemos y perdonemos

El primer paso para saber cómo perdonar es leyendo este versículo:

Levítico 19:18 ” No busques vengarte, ni guardes rencor contra tus hermanos israelitas, sino ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.”

Dios nos deja este mandato,no busquemos venganza sino amemos y perdonemos, pensemos en los beneficios si nos arriesgamos y lo hacemos, recordemos algo y es que no podemos olvidar que fuimos comprados por un precio de sangre y no somos dueños de nosotros, pertenecemos a Dios, cada vez que devolvemos el bien a los que nos han ofendido, estamos representando al Señor, esa es la muestra del carácter de un verdadero cristiano.

Mateo 5:38-39

Han oído la ley que dice que el castigo debe ser acorde a la gravedad del daño: “Ojo por ojo, y diente por diente” 39 Pero yo digo: no resistas a la persona mala. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, ofrécele también la otra mejilla.

¿No es fácil verdad? Lo haríamos ? Ufff..difícil ….Siempre queremos defendernos y reclamar nuestros derechos…..estas leyes fueron dadas para limitar la venganza y para que no se implementaran castigos demasiado estrictos ni tampoco severos, sin embargo algunas personas usaban esta frase para justificar su venganza contra otros, la gente todavía trata de justificar sus actos de venganza y dicen: solamente le hice lo que él me hizo a mi.

Cuando alguien nos hace un mal, a menudo lo primero que queremos hacer es desquitarnos, Jesús sin embargo nos dice que debemos hacer el bien a quienes nos hacen el mal…no debemos guardar rencor, sino amar y perdonar…hacer esto no es natural es sobrenatural y solo Dios nos puede dar la habilidad para amar como él, así que en lugar de buscar cómo vengarse de ese personaje que te hizo daño, más bien oren por él.

Para muchos Judíos del tiempo de Jesús, estas enseñanzas eran ofensivas, un Mesías que ofreciera la otra mejilla no podía ser el líder militar que querían que líderara una revuelta contra Roma, debido a la opresión Romana que sufrían, querían tomar venganza contra sus enemigos, a quienes odiaban, sin embargo, Jesús proclamaba una nueva y radical reacción a la injusticia, es decir, en lugar de exigir tener derechos, debemos cederlos voluntariamente, según Jesús, es más importante impartir justicia y misericordia que recibirlas.

2- Debemos pasar por alto esas ofensas y seamos sabios

El segundo paso para saber cómo perdonar nos basaremos en la historia de cuándo David huyó de Jerusalén, se enfrentó a las maldiciones e insultos de Simei.

2 Samuel 16:5-8

Mientras el rey David llegaba a Bahurim, salió un hombre de la aldea maldiciéndolos. Era Simei, hijo de Gera, del mismo clan de la familia de Saúl. 6 Les arrojó piedras al rey, a los oficiales del rey y a los guerreros valientes que lo rodeaban.7¡Vete de aquí, asesino y sinvergüenza! le gritó a David. 8El Señor te está pagando por todo el derramamiento de sangre en el clan de Saúl. Le robaste el trono, y ahora el Señor se lo ha dado a tu hijo Absalón. Al fin te van a pagar con la misma moneda, ¡porque eres un asesino!

En lugar de responder con resentimiento hacia Simei y en lugar de matarlo, como era el derecho del rey David eligió el camino de la humildad.

versículo 9“Cómo es posible que este perro muerto maldiga a mi señor el rey? —exclamó Abisai, el hijo de Sarvia—. ¡Déjeme ir y cortarle la cabeza!

Sus palabras son sorprendentes: ¡Verso 10 No! dijo el rey. ¿Quién les pidió su opinión a ustedes, los hijos de Sarvia? Si el Señor le dijo que me maldijera, ¿quiénes son ustedes para detenerlo?

David evitó el resentimiento al considerar que la situación provenía del Señor. Si vemos Simei le soltó una tremenda descarga de insultos y maldiciones a David, aunque sus maldiciones eran injustificadas porque David no había tenido nada que ver con la muerte de Saúl, David y sus seguidores toleraron el abuso…Ahora … mantener la compostura frente a la crítica injustificada puede ser difícil…y esto ocasiona un desgaste emocional…..queremos venganza….pero Dios nos pide que  ignoremos esas críticas….recordemos que Dios sí sabe cuánto estamos soportando y el lo justificará si está en lo correcto. Él nos defenderá…tranquilos…

3- No guardemos rencor a nadie

El tercer paso de cómo perdonar vamos a seguir el ejemplo de nuestro Señor al perdonar y tener misericordia con quienes nos hayan ofendido.

Si alguien alguna vez tuvo una razón para estar resentido, ese fue Job. Era un hombre piadoso que tenía todo lo que quería: riqueza, fama y una gran familia. Un día, lo perdió todo. Las naciones enemigas mataron su ganado. Todos sus hijos murieron en una terrible tormenta. Tiene una enfermedad terrible.

Literalmente perdió todo lo que tenía, excepto a su esposa, pero luego, en su momento más oscuro, ella le dijo:

Job 2:9 “¿Maldice a Dios y muérete?”

Y para completar….Luego, un grupo de sus amigos se acercó y dijo: “Job, todo es tu culpa”.

Job 5:2

“El resentimiento mata a los necios; la envidia mata a los insensatos”.

” Pero, en medio de muchos malos consejos, uno de sus amigos compartió una palabra de sabiduría. Insistió a Job en que volverse resentido era una mala idea. Dijo: 

El amigo de Job era un hombre sabio. Sabía que, incluso en medio de una angustia tan grande, el resentimiento no ayudaría. De hecho, solo empeoraría las cosas.

Si te aferras al resentimiento, siempre te duele más que a nadie. El resentimiento es auto destructivo y contraproducente, el resentimiento simplemente no tiene sentido.

Si piensas en las experiencias de tu propia vida, Probablemente hayas hecho cosas de las que te arrepientes cuando estabas atrapado en el resentimiento. Tal vez dijiste algo como: “¡Lo voy a buscar!”. Luego hiciste lo ridículo para que eso sucediera.

Yo recuerdo hace mucho tiempo estaba planeando hacerle daño a alguien quien me había hecho mucho daño, gracias a Dios que tuvo misericordia de mí y pude perdonar, pero cuántas cosas podemos hacer y terminar en una cárcel….o atrapados en la amargura y resentimiento y nos enfermamos…

Cuando cedes al resentimiento, terminas actuando de manera autodestructiva. Te lastimas mucho más que a aquellos contra los que guardas rencor. El resentimiento te hace sentir miserable. Y nunca termina cuando obtienes lo que quieres. No va a pasar nada…. Es peor….

Entonces, ¿por qué aferrarse a tu resentimiento ? Deja ir el resentimiento hoy. Elige perdonar y disfruta de vivir en la libertad que eso trae.

Ser tratados injustamente es doloroso, pero nuestra recompensa celestial nos compensará enormemente.

Mateo 5:11-12

” Dios los bendice a ustedes cuando la gente les hace burla y los persigue y miente acerca de ustedes y dice toda clase de cosas malas en su contra porque son mis seguidores. 12¡Alégrense! ¡Estén contentos, porque les espera una gran recompensa en el cielo! Y recuerden que a los antiguos profetas los persiguieron de la misma manera. “

El hecho de que estemos siendo perseguidos, prueba que hemos sido fieles, porque la gente infiel pasa desapercibida. En el futuro Dios premiará a los fieles al recibirlos en su reino eterno, donde no habrá más persecución.

El resentimiento es una emoción pasiva y débil que no tiene lugar en la vida cristiana. Si hay injusticia, debemos afrontarla con la oración y buenas acciones.

No podemos permitir que las palabras hirientes y ofensivas en nuestro hogar se conviertan en resentimiento, recordemos que el resentimiento es dañino. es como un ancla que no deja avanzar al matrimonio puede destruirlo, porque desgasta el amor, la confianza y la lealtad, cualidades fundamentales en el matrimonio. En cierto sentido, el resentimiento no es el síntoma de un problema de pareja, es la enfermedad. Por eso dice la Biblia que nos deshagamos de los sentimientos de amargura.

Efesios 4:31

Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta. 

Cuando nos liberamos desatamos las bendiciones y nos desatamos del derecho que le entregamos al enemigo, nos quitamos un peso de encima.

Aunque sea difícil querer perdonar a alguien que nos hirió, trate a esa persona bondadosamente, si es posible trate de remendar esa relación, ayúdale, sonríe, se dará cuenta de que en muchas ocasiones, las buenas acciones conducen a buenos sentimientos.

Para concluir

Por último ya sabes cómo perdonar y este ejercicio nos ayudará a revisar cómo está nuestro corazón y pongamos en práctica estos puntos que aprendimos.

Si necesitas ayuda puedes escribirnos por WhatsApp.

Te puede interesar también: 5 consejos para matrimonios, ¿cómo puedes salvar tu matrimonio? , 5 pasos para un matrimonio saludable y https://ministeriointernacional.com/dios-tiene-un-plan-para-tu-vida/

Publicaciones Similares